Ask Nicole Column-October

Our community is still grappling with the tragic, violent death of a high school student on campus. It’s been weeks since it happened and I didn’t know the students involved, but I still get emotional when I imagine the pain of losing a child. Many people responded with compassion, honoring the student who lost his life and donating money to the family. Others shared strong opinions about whether to have more law enforcement or mental health counselors on campus. And some shared their theories about what causes violence in the first place (hint: it’s usually framed as a parenting failure). It left me feeling emotionally raw and heavy, but I’m still hopeful that I live in a caring community that will continue to find creative, effective ways to support the well-being of all children, youth, and families.

This monthly article provides tips for families raising children, based on the world-renowned Triple P – Positive Parenting Program. If you have a question or idea for a future column, please email triplep@first5scc.org.

triplep nicole column .png

Dear Mariana,


Good question. It will take time, but you and other adults can play an important role in restoring a sense of safety and security. Here are a few tips to try with kids of all ages:

Maintain a supportive family environment. Spend quality time with your kids every day. Give them your full attention frequently and consistently, even if it’s briefly. This reassures them that you see and value them and are available during the joyful and challenging times. Give descriptive praise to
encourage their efforts and positive behaviors. Be kind and affectionate to teach your kids what healthy, loving communication and relationships look and feel like.

Be available to talk. Calmly ask open-ended questions such as, What have you heard? How do you feel? or Can you say more about that? to gauge what your kids know and how it’s affecting them. If they ask questions, respond with accurate, age-appropriate information. Reassure them all feelings are okay, and they might feel a range of emotions for a while.

Encourage conversations but follow their cues. Children and teens may not want to talk about the incident or their feelings right away (or at all). Continue to look for signs they’re ready to talk or want to process their feelings non-verbally through art, music, writing, or physical activity. They might want to be near you more than usual or have noticeable changes in moods, behaviors, eating, and sleeping. If you’re concerned about their emotional well-being, seek support from a mental health professional at their school or in the community.

Be mindful of your own reactions. Violence is always frightening, but it can be even scarier when it happens unexpectedly in everyday places like school. Children and teens may worry they and their friends are in greater danger, and adults’ reactions will influence how they react. If adults declare that schools are unsafe, express a lack of confidence in school administrators, or make hurtful, judgmental comments about other families in front of their kids, children and teens can end up feeling less safe and more anxious. They might also adopt and repeat the same beliefs, which can perpetuate fear and be hurtful to others.

Discuss a safety plan. Review safety rules for home and school and discuss what to do if they feel unsafe — whether it’s due to a natural disaster, someone who makes them feel uncomfortable, or physical, sexual, verbal, or emotional violence they’ve witnessed or experienced. Help kids identify at least one other adult they can go to for help and support. Encourage your kids to follow their gut instinct and tell an adult if they see or hear something that makes them concerned about their own or others’ safety.


FINAL THOUGHTS: Preventing or handling violence at school is not a simple task that is the sole responsibility of parents and caregivers or of school staff. And there’s rarely one, singular thing that causes violence, which means we need multiple strategies to increase safety and well-being. I hope we can start with listening, empathy, and kindness—at home, in schools, in workplaces, and in the community.

Nicole Young is the mother of two children, ages 17 and 21, who also manages Santa Cruz County's Triple P - Positive Parenting Program, the world's leading positive parenting program. Scientifically proven, Triple P is made available locally by First 5 and Contra Costa Health Services Agency (Mental Health Services Act) and at C.O.P.E. Family Support Center.

In Español

Pregúntele a Nicole: Cuando la violencia ocurre en la escuela
Nicole M. Young, MSW


Nuestra comunidad aún está tratando con la muerte trágica y violenta de un estudiante de escuela preparatoria en las instalaciones escolares. Han pasado semanas desde que sucedió y yo no conocía a los estudiantes involucrados, pero aún me siento acongojada cuando me imagino el dolor de perder a un hijo. Muchas personas respondieron con compasión, honrando al estudiante que perdió su vida y donando fondos a la familia. Otras personas compartieron opiniones fuertes sobre si debe haber más oficiales del orden público o consejeros de salud mental en las escuelas. Y algunos compartieron sus teorías sobre las causas fundamentales de la violencia (ojo: usualmente se insinúa que es un
fracaso de la crianza). Esto me dejo sintiendo emocionalmente lastimada y agobiada, pero aún tengo esperanza de que vivo en una comunidad bondadosa que seguirá buscando maneras creativas y efectivas de apoyar el bienestar de todos los niños, jóvenes y familias.


Este articulo mensual provee consejos para familias criando niños, basado en el programa mundialmente reconocido, el Programa de Crianza Positiva (Triple P). Si usted tiene una pregunta o una idea para un artículo en el futuro, favor de
enviar un correo electrónico a triplep@first5scc.org.


Estimada Nicole,


He estado preocupada desde el incidente violento en la escuela preparatoria de mis hijos. Me preocupo por su seguridad pero estoy tratando de no mostrarlo. Ellos no quieren hablar conmigo sobre esto, pero sé que están escuchando rumores en la escuela y las redes sociales. ¿Cómo puedo apoyarles sin ser mandona?


- Mariana


Estimada Mariana,


Es una buena pregunta. Tomará tiempo, pero usted y otros adultos tienen un rol importante en restaurar un sentido de seguridad. Estos son algunos consejos que puede probar con los niños de todas las edades:


Mantenga un entorno familiar de apoyo. Pase tiempo de calidad con sus hijos todos los días. Deles toda su atención frecuente y consistentemente, aunque sea breve. Les tranquiliza saber que usted los ve y los valora y está disponible durante los tiempos felices así como los desafiantes. Dé reconocimiento descriptivo para animar sus esfuerzos y conductas positivas. Sea amable y cariñosa para enseñarles a sus hijos cómo se ven y se sienten las relaciones y la comunicación sanas y cariñosas.


Esté disponible para hablar. Calmadamente haga preguntas abiertas como, ‘¿Qué has oído?’ ‘¿Cómo te sientes?’ ‘¿Me puedes contar más sobre eso?’ para darse una idea de lo que saben sus hijos y cómo les está afectando. Si hacen preguntas, responda con información correcta y apropiada para su edad. Asegúreles que todos los sentimientos son buenos, y es posible que sientan toda una gama de emociones por un tiempo.

Anime las conversaciones pero siga las pautas de ellos. Es posible que los niños o adolescentes no quieran hablar sobre el incidente o sus sentimientos de inmediato (o para nada). Siga buscando señales que están listos para hablar o quieren procesar sus sentimientos de manera no verbal por medio del arte, la música, la escritura, o la actividad física. Es posible que quieran estar cerca de usted más de lo normal o tengan cambios notables en el estado de ánimo, la conducta, la alimentación o el sueño. Si usted se preocupa por el bienestar emocional de ellos, busque ayuda de un profesional de salud mental en su escuela o en la comunidad.


Esté consciente de sus propias reacciones. La violencia siempre es atemorizante, pero aún más cuando ocurre inesperadamente en lugares cotidianos como la escuela. Es posible que los niños y adolescentes se preocupen que ellos y sus amigos estén en más peligro, y las reacciones de los adultos influirán la manera en que ellos se comportan. Si los adultos declaran que las escuelas no son seguras, expresan una falta de confianza en los administradores escolares, o hacen comentarios hirientes y críticos sobre otras familias en frente de sus hijos, es posible que los niños y adolescentes
se sientan menos seguros y más ansiosos. También pueden adoptar y repetir las mismas creencias, que puede perpetuar el temor y herir a los demás. 

 

Hablen sobre un plan de seguridad. Repasen las reglas de seguridad para el hogar y la escuela y hablen sobre qué hacer si se sienten inseguros – ya sea debido a un desastre natural, alguien que los hace sentir incómodos, o violencia física, sexual, verbal o emocional que hayan visto o experimentado. Ayude a los niños a identificar por lo menos un adulto con quién pueden acudir para ayuda y apoyo. Anime a sus hijos a seguir su instinto y decirle a un adulto si ven u oyen algo que les preocupa sobre su propia seguridad o la de otras personas.


REFLEXIONES FINALES: Prevenir o tratar con la violencia en la escuela no es una tarea fácil que sea la responsabilidad única de los padres y cuidadores o del personal escolar. Y rara vez ocurre que es un sola cosa que cause la violencia, lo cual significa que necesitamos varias estrategias para incrementar la seguridad y el bienestar. Espero que podamos empezar con escuchar, la empatía, y la amabilidad – en el hogar, en las escuelas, en los lugares de trabajo, y en la comunidad.


Nicole Young es la madre de dos jóvenes, de 17 y 21 años, quien también administra el Programa de Crianza Positiva (Triple P) del Condado de Santa Cruz. Científicamente comprobado, Triple P está disponible localmente por medio de los Primeros 5 Condado de Santa Cruz, la Agencia de Servicios de Salud del Condado de Santa Cruz (Ley de Servicios de Salud Mental) y el Departamento de Servicios Humanos del Condado de Santa Cruz. Para encontrar una clase para padres o proveedores de Triple P, visite http://triplep.first5scc.org, www.facebook.com/triplepscc o comuníquese con los Primeros 5 Santa Cruz County al (831) 465-2217 o triplep@first5scc.org.